SOBRE LA TOXOPLASMOSIS, GATOS Y EL EMBARAZO

Toxoplasma gondii es un coccidio, parásito intracelular obligado, que infecta prácticamente a todas las especies de sangre caliente incluidas las personas.

 La infección por T. gondii es muy frecuente: entre el 30-40% de la población mundial es seropositiva.

 La toxoplasmosis en personas puede presentarse de forma diversa:

En personas inmunocompetentes provoca cuadros subclínicos o enfermedad leve similar a la gripe.

En personas inmunodeprimidas (como los enfermos de SIDA, pacientes en tratamiento con quimioterapia o medicamentos inmunosupresores, enfermos de leucemias o linfomas etc), pueden aparecer formas graves e incluso mortales que cursan con cuadros de neumonía, miocarditis y meningoencefalitis. En estas personas el cuadro clínico puede ser debido a una infección reciente, pero con mayor frecuencia es debido a la reactivación de una antigua infección como consecuencia del estado de inmunosupresión.

En mujeres embarazadas no expuestas previamente a T. gondii (seronegativas) la infección puede provocar abortos, muertes neonatales, importantes malformaciones congénitas y secuelas neurológicas graves en el feto.

 La severidad del cuadro producido por la infección con Toxoplasma gondii durante la gestación varía con la edad del feto en el momento de la infección; es mayor en las infecciones contraídas durante el primer trimestre de gestación. En cambio, si la mujer embarazada ha sido infectada previamente a la gestación (y por lo tanto presenta anticuerpos frente a T. gondii), nunca se producirá el contagio al feto ya que su inmunidad la protege frente a nuevas reinfecciones.

En España, la detección de anticuerpos frente a Toxoplasma gondii forma parte de las pruebas rutinarias realizadas en las revisiones ginecológicas a las que asiste la mujer durante el embarazo. La toxoplasmosis en gatos es una enfermedad poco frecuente. El gato representa el hospedador definitivo para este parásito y la gran mayoría de los gatos portadores no muestran nunca signos clínicos de enfermedad en el momento de la infección. Cuando éstos se producen, la severidad del cuadro depende del órgano afectado y del grado de necrosis que el parásito origine.

En gatos inmunodeprimidos y gatitos puede provocar cuadros severos con neumonía, hepatopatías, pancreatitis, miocarditis y encefalitis. En gatos inmunocompetentes ocasionalmente puede inducir la presentación de cuadros de fiebre, miositis y enfermedad ocular, principalmente uveítis.

Dado que el gato es el único animal que puede eliminar en las heces las formas infectivas del parásito T. gondii, es frecuente que los médicos y ginecólogos adviertan a las mujeres embarazadas o con planes de tener hijos sobre los potenciales peligros del contacto con los gatos.

 Existen numerosas evidencias científicas que demuestran que el contagio de T. gondii a los seres humanos por contacto con las heces de un gato infectado es poco probable y que la gran mayoría de las personas que se infectan lo hacen a través de la ingestión de carne poco cocinada, ingestión de vegetales u hortalizas contaminados con ooquistes del parásito o por el contacto directo con suelos contaminados.

Por tanto los gatos deben ser preferentemente alimentados con comida comercial. Cualquier otro alimento debe ser cocinado a altas temperaturas durante 10 minutos y en el caso de alimentarles con carne cruda, ésta debe congelarse a temperaturas inferiores a -20º C durante 2 días. Se debe intentar que no cacen y para ello se pueden emplear cascabeles que avisen a sus presas o salidas controladas bajo vigilancia.

La infección no se produce tocando o acariciando al gato. Los veterinarios de pequeños animales, que están en contacto físico frecuente con gatos, no presentan una mayor seroprevalencia que personas con otras profesiones. .

 Medidas que se deben tomar para evitar el contagio por parte de una mujer embarazada o cualquier otra persona:

 - Se debe comer siempre carne cocinada a altas temperaturas durante 10 minutos, o congelar las carnes a -20ºC durante dos días si se van a consumir poco hechas.

 - Se deben lavar adecuadamente las verduras siempre antes de su consumo. - Se debe beber sólo agua potable o de procedencia conocida o tras ser filtrada/hervida si se desconoce su procedencia.

- Se deben utilizar guantes durante las labores de jardinería y al manipular carnes crudas, o lavarse adecuadamente las manos tras ello.

- Las bandejas de arena de los gatos deben limpiarse diariamente con una paleta. Las mujeres embarazadas deben evitar manipular la bandeja de arena, pero si esto no fuese posible es recomendable que lo hagan con guantes desechables y mascarilla.

- Para desinfectar la bandeja el mejor método es el agua hirviendo o el vapor a presión, pues los ooquistes esporulados son resistentes a la mayoría de desinfectantes.

El contagio de toxoplasmosis de gatos a personas, incluidas mujeres gestantes y enfermos de SIDA, es altamente improbable siguiendo unas normas básicas de higiene. Por lo tanto consideramos completamente injustificado el abandono o rechazo de los gatos en caso de un embarazo en la familia, aunque éste sea el consejo de algunos médicos.

SOBRE LOS GOLPES DE CALOR

 

A diferencia de los seres humanos, que poseen glándulas sudoríparas por todo el cuerpo, muchos animales domésticos como los perros o los gatos las concentran en sus patas.Nosotros funcionamos mejor frente al calor porque tenemos muchos puntos de ventilación, mientras que estos animales tienen solo en sus patas y boca [con la respiración].

Debido a ello, los animales domésticos que más riesgo corren son los perros.

Cómo detectar un golpe de calor

-Actitud del animal. 

La forma más rápida de detectar un golpe de calor,  es fijarse en el comportamiento del animal. Ante un golpe de calor, lo primero detectable es que comienzan a pararse en las zonas de sombra, y no quieren continuar con el paseo. En casos avanzados, andan con la cabeza gacha, no prestan atención y no son capaces de pasear en línea recta.

 

-Síntomas.

 Cuando un perro sufre un golpe de calor, los primeros síntomas que pueden observarse son jadeos muy fuertes y rápidos, y almohadillas de las patas muy húmedas –debido que ahí es donde los perros y los gatos tienen sus glándulas sudoríparas–. En los casos muy graves, pueden detectarse hemorragias en la piel, en las mucosas, en las encías o las heces. De no tratarse a tiempo, estos casos pueden dar lugar a un fallo multisismético: colapso de riñón, hemorragias internas....

 

Si ya hay un golpe de calor

 

-Bajar gradualmente la temperatura del animal. 

Los síntomas del golpe de calor deberían desaparecer cuando la temperatura de la mascota vuelva a la normalidad 37.5-38º.

Sin embargo, esta debe bajarse gradualmente: Hay que ser prudente y no meter al animal en un barreño de hielo, sino hacerlo de forma progresiva.

El veterinario recomienda utilizar toallas húmedas que no envuelvan completamente al animal y pulverizadores con agua.

 

-Comprobar que los síntomas desaparecen. Si no, acudir al veterinario. 

Los casos más severos de golpe de calor pueden necesitar de tratamientos que no pueden realizarse en casa, como rehidratación por vía intravenosa, con gotero.

 

 

 

Cómo prevenirlos

-Evitar los paseos a las horas de máximo calor. 

 Restringir las salidas lo máximo posible en las horas centrales del día, y realizarlos solo en caso de necesidad.

 

-En caso de que haya que realizar el paseo, acortar su duración. 

Si hubiera que hacer una salida higiénica [para que el animal defeque u orine], debe ser lo más breve posible y siempre por la sombra

 

-Razas más susceptibles. 

Aunque pudiera parecer lo contario, los perros con los que más hay que extremar la precaución son los de pelo corto. El pelo largo aisla más y resisten mejor.

Los de pelo corto tienen un peor aislante natural y resisten peor las altas temperaturas".

 

-Mantener a la mascota hidratada. 

Es muy complicado que un perro sufra un golpe de calor aunque las temperaturas sean altas si el animal ha salido de casa correctamente hidratado y el paseo se hace por la sombra.

 

-No lo dejes en el coche.

La temperatura del interior de los vehículos puede superar hasta en 20 grados la del exterior en solo 30 minutos, por lo que dejar a un ser vivo dentro del automóvil supone un verdadero peligro.

 

Realmente, impera el sentido común, es decir, haz lo mismo que harías contigo mismo y si hace mucho calor toma las precauciones necesarias o directamente no saques a tu mascota hasta que caiga el sol.

SOBRE LA DIROFILARIOSIS (EL GUSANO DEL CORAZÓN)

 

Es una zoonosis (en fermedad transmisible a las personas) emergente que se puede encontrar en todo el mundo y que está en expansión en función del cambio climático: en Europa cada vez se ven más afectados los países del norte. En la península Ibérica Dirofilaria immitis es muy abundante sobre todo en la zona sur. Destaca la zona de Huelva con un 34% de mascotas afectadas.

Afecta principalmente a los perros, que son los hospedadores definitivos, aunque también la pueden padecer gatos, hurones y personas.

Es un proceso cardiorrespiratorio ya que en primer lugar el parásito pasa al pulmón. Lesiona gravemente las arterias pulmonares y para ello no hace falta que haya muchas filarias. Esto es importante en los gatos ya que un solo parásito puede llegar a matar al animal. Por lo general pueden llegar a acumularse entre 70-80 gusanos hembra de varios años en un paciente canino.

Se transmite exclusivamente por la picadura de mosquitos de los géneros Culex, Aedes, Anopheles, Culiseta o Coquillettidia, todos hematófagos nocturnos. Actualmente también se puede encontrar en el mosquito tigre que es diurno por lo que aumentan las posibilidades de transmisión.

El mosquito succiona larvas (L1) del organismo al que pica y deja larvas L3 que son infectantes. El ciclo en el perro se conoce completamente, sin embargo, en el gato aún quedan etapas desconocidas.

Las dirofilarias nadan contracorriente: del pulmón van al ventrículo derecho. Al morir se sueltan a favor de corriente y junto con los trozos de arterias que se rompen producen trombos, así como un proceso inflamatorio en el pulmón. La hipertensión pulmonar es responsable de la gravedad de la insuficiencia cardiaca. El daño pulmonar es irreparable.

Solo el 10-20 % de los seropositivos son sintomáticos. Cuando se ven síntomas ya han pasado muchas cosas en el organismo del animal. En la primera fase no hay signos pero las arterias pulmonares ya están marcadas. En una segunda fase se produce tos ocasional y los animales se cansan antes. Más adelante, pierden peso, tienen una disnea grave y, en la parte final, ascitis e imagen del corazón en D invertida. En la última fase se produce el síndrome de la vena cava.

Es importante realizar acciones de prevención en los perros para evitar daños irreparables.

Existen varias formas de prevención, desde pipetas mensuales y collares repelentes de duración 6-8 meses o bien la vacuna GUARDIAN (antiparasitario en gel de aplicación subcutánea).

En zonas como Huelva, Cádiz o Málaga, el riesgo es extremo, por lo que se recomienda su vacunación.

SOBRE LA PROCESIONARIA DEL PINO

El momento fundamental del ciclo de la oruga del pino o procesionaria se desarrolla durante el inicio de la primavera, cuando todas las orugas migran. El contacto de este insecto con la piel del perro desencadena una dermatitis urticante. El diagnóstico temprano es fundamental para limitar las secuelas y la mejor medida contra esta intoxicación por contacto es la prevención evitando las condiciones de exposición.


 

 

La procesionaria del pino es un lepidóptero nocturno cuyo nombre científico es Thaumatopea pytocampa, conocida como oruga del pino . El ciclo biológico empieza cuando, al final del verano, las mariposas salen del terreno, los machos fecundan las hembras y éstas depositan los huevos en forma de cápsulas en las agujas de los pinos. A las 4 semanas, de los huevos salen las orugas que afrontarán cuatro fases evolutivas entre las cuales destacan la larva en fase 2, que alcanza la capacidad urticante, y la fase 3, caracterizada por la construcción del nido (bolsón de seda), que se localiza en el pino, al que queda pegado por un capullo amarillo formado por los excrementos de las 200 orugas que pueden estar alojadas. Durante esta fase suelen desplazarse lo mínimo posible y se alimentan de las acículas cercanas. A veces se alejan un poco más, tejiendo un hilo durante el recorrido para volver al nido sin ningún problema.
El momento fundamental del ciclo es durante el inicio de la primavera ya que, con la subida ligera de la temperatura, se estimula el “reflejo de enterramiento”. Todas las orugas migran en procesión guiadas por una hembra que teje un hilo conductor. El destino es un sitio ideal para enterrarse y formar las crisálidas, que saldrán al final del verano siguiente como mariposas. Epidemiológicamente, el momento más peligroso es la procesión para el enterramiento, único momento en el cual las orugas se encuentran en el suelo formando un “espectáculo”natural que llama inevitablemente la atención de nuestros animales.


El perro principalmente y, sólo ocasionalmente, el gato (menos impulsivo, más calculador y selectivo) suelen ser las víctimas del contacto. Éste se puede producir con la hilera de procesionaria en movimiento, con nidos caídos al suelo que hacen desprender en el entorno los pelos urticantes o, muy ocasionalmente, con pelos llevados por el viento que dan por ejemplo afecciones oculares. Las localizaciones, el pronóstico y las secuelas de las lesiones están estrictamente relacionados con la parte del cuerpo afectada, con la intimidad del contacto y con la precocidad del tratamiento. La localización más frecuente es la oral (hablamos entonces de estomatitis) que, a su vez, se puede clasificar en glositis (lengua) o queilitis (labios); anatomopatológicamente se llega a tener una estomatitis necrótica.

 Menos probable pero descrita es la localización ocular, si los pelos son transportados por el viento pueden ir en contacto con los párpados ocasionando blefaritis o con la córnea, donde pueden llegar a causar úlceras.

Otra posibilidad es la aspiración durante el olfateo, que causa rinitis aguda. A diferencia del hombre, las lesiones cutáneas son poco frecuentes.
La toxina que se libera de los pelos especializados de la oruga se llama taumatopenia y produce una potente reacción inflamatoria prolongada por la permanencia de los pelos que se quedan clavados a la zona mucocutánea gracias a su particular estructura. Los pelos del dorso del artrópodo están protegidos por estructuras tegumentarias y, en caso de peligro, el pelo se rompe y la ampolla libera la toxina; hay que considerar también el contacto indirecto, es decir, no con la oruga directamente, sino con su nido, donde se encuentra cierta cantidad de exudado larvario y pelos urticantes,. Es por ello que los nidos caídos pueden ser fuente de contagio si son manipulados por los perros, y de allí el viento puede desplazar estos pelos y ponerlos en contacto con la piel y mucosas originando reacciones en ausencia de orugas. El cuadro que se genera puede hacer definir la patología como dermatitis tóxico-irritativa, que tiene estricta semejanza con las reacciones alérgicas agudas



Sintomatología
 

- Nerviosismo

-Actos de deglución rápidos

- Se toca la boca con las patas

- Hipersalivación (ptialismo)

- En pocos minutos desarrolla glositis

- Estomatitis, hasta la incapacidad de cerrar la boca.

- Si la oruga ha sido ingerida el animal tendrá vómitos.


La mejor medida contra esta intoxicación por contacto es la prevención evitando condiciones de exposición, como paseos durante las temporadas de febrero–abril y, además, luchar directamente contra el parásito. Para este fin, existen muchas opciones. Si hay nidos en nuestra propiedad, debemos responsabilizarnos de podar las ramas, o sacar de ellas los bolsones protegiéndose los ojos y las manos, teniendo cuidado en que el nido no caiga bruscamente y no hacerlo en días de viento (así evitaremos el desprendimiento de pelos). Tenemos que quemar los nidos y sanear los pinos de esta plaga para protegerlos de su segunda causa de desaparición después de la deforestación por incendios. Otra opción es la lucha química utilizando insecticidas, a los cuales las formas larvarias son muy sensibles. Se puede fumigar triclofon al 5% o piretrinas a final de verano y principio de otoño; en zonas muy plagadas se pueden utilizar productos antiquinizantes como diflubenzuron; los insecticidas y el petróleo se pueden inyectar en los bolsones fácilmente alcanzables o juntar sobre el tronco del árbol para evitar la bajada de las orugas; está desaconsejado tirar los nidos con tiros o golpes bruscos. Otras opciones son: el uso de feromonas que atraen a los machos hasta una trampa con el fin de evitar la cópula .

 

Ante la sospecha o la certeza del contacto con la procesionaria del pino, hay que lavar con abundante agua templada y acudir a la mayor brevedad posible al veterinario. Cuanto antes se traten estas lesiones, menor serán las secuelas.

SOBRE LA CASTRACIÓN EN NUESTROS ANIMALES

 

Existe una relación importante entre la edad que se realiza la castración en perras y el riesgo de aparición de tumores mamarios, es decir, si se realiza antes de presentar el primer celo, el riesgo de sufrir tumor mamario en el futuro es de un 0,05%, si se realiza entre el segundo y tercer celo el riesgo será de un 8%, y si se realiza tras el segundo celo aumenta a un 26% de probabilidad, acotando que posteriormente, el efecto protector de la ovariohisterectomía desaparece (Scheneider et al., 1969; Sorenmo et al., 2000) . En gatas también es importante la realización de dicha intervención ya que si se realiza en gatas de menos de un año disminuye en un 86% el riesgo de presentación de tumores malignos.
 

Además, hay que tener en cuenta que hay estudios recientes en los que se determina que cuando una perra que ha sido diagnosticada de tumor mamario, la realización de la ovariohisterectomía en ese momento no garantiza que no haya reaparición del problema, ni garantiza tampoco un aumento de la esperanza de vida (en neoplasias malignas la supervivencia es de máximo 2 años aproximadamente), aun así, se recomienda la realización de la intervención quirúrgica para evitar otros problemas que compliquen aún mas la vida de la perra o gata, como sería la piometra (infección de útero), hiperplasia endometrial quística, etc.

Algunos tumores crecen muy lentamente y a veces pasa cierto tiempo antes de ser advertido por el propietario. El diagnóstico precoz de los tumores mamarios eleva las posibilidades de supervivencia. En otros casos, son tumores de crecimiento muy rápido, alcanzando a veces grandes tamaños en muy poco tiempo.

 

En cualquier caso hay que eliminar cualquier “bulto” por bueno que parezca ya que con el tiempo puede llegar a convertirse en maligno y crecer rápidamente. Un tumor maligno aunque se extirpe, puede volver a reaparecer, incluso puede metastatizar en otros órganos (el órgano que más metastatiza es el pulmón). Además hay que tener en cuenta que los tumores pueden producir síndromes paraneoplásicos que conducen a una hipercalcemia (subida de calcio) e hipoglucemia (bajada de azúcar) en el animal afectado, además de los síntomas derivados del órgano que metastaticen: tos, intolerancia al ejercicio, síncopes, anemias,…

 

Con todo ello, recordad que siempre va a ser beneficioso y que cuanto antes se haga mejor.

¿QUÉ ES LA LEISHMANIOSIS?

 

Se trata de una enfermedad parasitaria grave en el perro, causada por un parásito (protozoo microscópico) denominado Leishmania.

SÍNTOMAS Y SIGNOS DE ALARMA

Los síntomas de la leishmaniosis canina no son siempre evidentes, pero los signos de alarma habituales son la caída del pelo (sobre todo alrededor de los ojos), pérdida de peso, úlceras en la piel y crecimiento anormal de las uñas.

Los órganos internos también pueden quedar afectados y, en algunos casos, causa anemia, artritis y una enfermedad renal grave.

 

EL CICLO BIOLÓGICO DEL FLEBOTOMO

El flebotomo hembra es el único que transmite la enfermedad. Cuando pica a un portador, este insecto se infecta con el parásito, que desarrolla un ciclo que puede durar entre 4 y 25 días.

“Los perros son especialmente vulnerables a la picadura de los flebotomos en las horas del día en que son más activos, desde el atardecer hasta el amanecer.

 

¿CÓMO DIAGNOSTICAR LA LEISHMANIOSIS?

El periodo de incubación de la leishmaniosis es muy variable, lo que significa que antes de vacunar a un perro, debe someterse a algunas pruebas para confirmar que está sano.

 

ESPAÑA ES UNA ZONA ENDÉMICA 

Los flebotomos son habituales en el sur de Europa, donde los países y regiones de la cuenca mediterránea son áreas de riesgo elevado. La leishmaniosis es especialmente activa en casi toda España, Portugal, Italia, Grecia y el sur de Francia.

Ahora mismo, más de dos terceras partes de los perros del sur de Europa están expuestos a la infección, que tiene tendencia a expandirse hacia el norte sobre todo por el cambio climático y el número creciente de personas que viajan con sus perros.

A pesar de que la enfermedad es endémica en casi toda España, algunas áreas están más afectadas. No obstante, cualquier migración supone un riesgo de infección. Si vas a viajar con tus animales a áreas de riesgo elevado, pide información sobre esta enfermedad mortal y toma las medidas de protección apropiadas.

Hay dos formas de evitar el desarrollo de la leishmaniosis en el animal. Por un lado, evitar el contacto con los flebótomos infectados (portadores de la leishmania) y por el otro, actuar sobre el parásito.

Para los perros que viven en zonas endémicas, es muy complicado aislarlos todo el tiempo del contacto con estos insectos parecidos a mosquitos.

Prácticas rutinarias como alojar el animal en el interior de la casa durante el periodo de actividad de los flebótomos (desde el atardecer al amanecer), reducir las emisiones de luz (como los mosquitos, se sienten atraídos por la incandescencia) y poner atención en puertas y ventanas, vigilando no dejarlas abiertas por mucho tiempo, son soluciones domésticas que le ampararan de una posible picadura. El uso de mosquiteras, ventiladores e insecticidas ambientales también es muy recomendable para reforzar la protección dentro del hogar.

INSECTICIDAS Y REPELENTES APLICADOS AL PERRO 

Dada la dificultad de llevar a la práctica las indicaciones de protección arriba mencionadas, existen en el mercado veterinario, productos específicos para reducir el número de picaduras de los flebótomos. Los insecticidas o los repelentes sobre el perro (collares o pipetas...) tienen como primer objetivo disminuir el riesgo de infección de un perro sano, pero también, reducir el riesgo de transmisión de la leishmaniosis a otros perros y especies, así como controlar la re-infestación con nuevos parásitos.

Cabe resaltar que si bien los insecticidas y repelentes aplicados directamente sobre el perro disminuyen el número de picaduras, no las previenen al cien por cien, por lo que el peligro de infección de leishmaniosis, aunque aminorado, sigue existiendo.

LA VACUNACIÓN CONTRA LA LEISHMANIOSIS CANINA 

La vacunación es la única medida preventiva que actúa sobre la leishmania y no sobre el flebotomo, es decir, que limita el desarrollo de la enfermedad una vez el parásito se ha introducido en el organismo del perro. Mientras los insecticidas y repelentes tópicos reducen las picaduras, la vacunación protege al animal aunque haya sufrido la picadura de un flebotomo infectado.

Siendo como es España, una zona de alta prevalencia, la mayoría de los animales acaban entrando en contacto con la leishmania, incluso aquellos que se protegen regularme con repelentes de insectos. Es por ello que combinar la vacunación con los insecticidas adecuados, se postula como el método más efectivo para proteger al perro contra la enfermedad.

"Desde enero de 2012 hasta hoy, se han administrado más dos millones y medio de dosis y vacunado alrededor de 450.000 perros.

 

 

SOBRE EL MICROCHIP

 

¿Que es un "microchip"?:
El microchip es un elemento inerte y su implantación es totalmente inocua. La implantación se realiza mediante un aplicador estéril, y al ser indolora, no requiere sedación del animal. El transponder consta de unos elementos electrónicos que contienen una información en forma de código alfanumérico. Estos elementos van recubiertos por una cápsula de vidrio biocompatible que garantiza su inocuidad. A la información almacenada en el microchip se accede mediante un lector. La distribución de lectores es muy extensa ya que en la actualidad, no solo mantienen una amplia estructura de lectores las Administraciones Autonómicas en las que la identificación es obligatoria, sino todas las clínicas veterinarias que realizan identificaciones.

 

¿Es obligatorio identificar a mi perro o gato?:
Si, en Andalucía es obligatorio desde que se publicó la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales, que en su articulo 17.1 dice: "Los perros y gatos deberán ser identificados individualmente mediante sistema de identificación electrónica normalizado, implantado por veterinario, dentro del plazo máximo de tres meses desde su nacimiento."

No obstante, tanto la normativa de perros potencialmente peligrosos, como ordenanzas de numerosos municipios andaluces ya establecían este método de identificación como obligatorio con anterioridad.

 

¿Como y donde se pone el "microchip"? ¿Le duele?:
La implantación se realiza mediante un aplicador estéril, y al ser indolora, no requiere sedación del animal. Se realiza bajo la piel del animal, concretamente en el lado izquierdo del cuello.

 

¿Que es un Registro de identificación animal?:
Los códigos de los animales identificados integran los distintos registros (Bases de Datos). Para asegurar la eficacia de la identificación es necesario que las bases de datos reúnan, al igual que los métodos de identificación, unas condiciones básicas para garantizar un correcto funcionamiento. La Base de Datos debe ser:

  • Única y centralizada
  • Acceso rápido, simple y permanente.
  • Inviolable
  • Continuidad Garantizada
  • Control sobre los Datos
  • Vocación de Servicio

En Andalucía la base de datos que tiene inscritos los animales de compañía es el RAIA (Registro Andaluz de Identificación Animal), propiedad del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, donde el propietario podrá verificar los datos de su mascota introduciendo el número de microchip y su D.N.I.

 

¿Que hago si se pierde, cedo o fallece mi mascota?:
Al ser una identificación permanente en caso de perdida, cesión o fallecimiento de su mascota, deberá notificarlo al Registro. La forma más fácil es ponerse en contacto con un Centro Veterinario, donde se le facilitará la documentación para el cambio de propietario, domicilio o para la baja en el Registro. En caso de perdida, podrá igualmente ponerse en contacto con el veterinario, llamar al teléfono o e-mail del Registro RAIA, o bien comunicarlo a la policía local o guardia civil.

 

SOBRE LA DESPARASITACIÓN

 

 

¿Cuántos tipos de desparasitaciones hay?

 

Existen desparasitaciones externas e internas. La desparasitación externa es la que previene la aparición de pulgas , garrapatas y repele la picadura de mosquitos y la interna la que previene la aparición de lombrices intestinales.

Actualmente hay muchos tipos de antiparasitarios, pero vamos a clasificarlos para que lo comprendáis mejor:

  • Collares antiparasitarios. Tienen una sustancia activa que previene la aparición de pulgas y garrapatas. En el mercado hay dos collares que funcionan muy bien y son SCALIBOR® y SERESTO®. Ambos son inocuos para las personas, es decir que aunque los toquemos no vamos a intoxicarnos, por lo que es ideal cuando hay niños en casa. VENTAJAS:
  1. triple acción (pulgas,garrapatas y mosquito flebótomo-leishmaniosis).
  2. Duración de la acción entre 5 y 8 meses dependiendo del collar y el hábitat.
  3. Resistencia al agua
  4. No son tóxicos al contacto.
  • Pipetas. Las pipetas son productos líquidos que vienen en un envase preparado para su administración en el cuello de la mascota. Se clasifican por el peso del animal y no pueden darse pipetas de gatos a perros y viceversa.

En el caso de las pipetas, también hacen efecto repelente frente a pulgas, garrapatas y mosquito. A diferencia de los collares deben emplearse mensualmente, incluso en zonas muy parasitadas cada 21 días. No deben mojarse las mascotas en 48h para evitar el “efecto lavado” del producto y si que pueden resultar tóxicos al contacto o la ingesta. Aún así, en algunos casos es más aconsejable el uso de pipetas o incluso la administración de pipetas y la colocación de collares al mismo tiempo para que tengan una buena acción. Las pipetas de más éxito en el mercado son ADVANTIX® y FRONTLINE TRIACT®.

En el caso de los gatos usamos BROADLINE® que tiene como valor añadido la eficacia también frente a parásitos internos.

  • Comprimidos masticables. Es la fórmula antiparasitaria más novedosa, y probablemente la de mayor comodidad para los propietarios. Se trata de un comprimido masticable que podemos administrar a los perros para la prevención de pulgas y garrapatas. En este caso, ya no tendremos problemas para bañarlos o de toxicidad por contacto, y su eficacia no dependerá del modo de administración, sino simplemente de que se la coman o no.

En el mercado hay dos comprimidos que se diferencian en la durabilidad de la acción antiparasitaria:

  1. NEXGARD® que protege durante 1 mes
  2. BRAVECTO® que protege durante 3 meses

El mayor inconveniente de esta forma de desparasitar sería que no estamos protegiendo para el mosquito de la leishmania(flebótomo), por lo que tendríamos que usar cualquiera de los productos anteriores como complemento(pipetas o collares). Pero probablemente sea el producto estrella para la prevención de pulgas y garrapatas, así como para el tratamiento de animales ya parasitados.

 

¿Cada cuánto debemos desparasitar a nuestro perro, dependiendo de si es cachorro o adulto?

Generalmente, si es cachorro lo recomendable es desparasitar al menos 48h antes de la vacuna, pero dependiendo del hábitat y la condición del cachorro, se hará según la valoración del veterinario.

Si estamos en zona de riesgo o meses de calor que es cuando más parásitos hay, conviene hacer la desparasitación 1 vez al mes.

En meses de frío se puede bajar la guardia cada 3 meses. Pero hay que valorar cada caso de manera individual dependiendo de sus características y el ambiente donde esté el perro.

 

 

¿Cómo se contagian nuestros perros?

Los perros cogen garrapatas y pulgas de su entorno: parques, jardines, bosques o zonas donde hay más perros.
En cuanto a los gusanos internos, los perros pueden ingerir sus huevos o larvas desde el suelo, de la tierra, el agua o desde la comida contaminada. También pueden contagiarse si han cazado alguna presa contaminada o si han ingerido heces de otro animal parasitado.

 

 

¿Los parásitos también pueden transmitirse a las personas?

Los parásitos internos de los perros y de los gatos son los mismos que los nuestros, de ahí que haya que desparasitarlos. Los parásitos son zoonóticos, es decir, que se transmiten de los animales a las personas.

Si los huevos de los gusanos son accidentalmente ingeridos por las personas, éstos pueden desarrollar larvas en el cuerpo y producir lesiones internas. Los niños y personas inmunodeprimidas tienen mayor riesgo. Los huevos de los gusanos que quedan en el ambiente pueden persistir durante meses. Es muy importante lavarse bien las manos después de manipular un animal infestado.
Las garrapatas y pulgas también las podemos tener nosotros y pueden producir diferentes enfermedades. Las garrapatas esperan en la hierba y se enganchan al animal que pasa por allí para alimentarse de su sangre. Una vez llenas se sueltan y vuelven al medio ambiente para mudar. Al contrario de la garrapata, la pulga sí tiene capacidad de saltar y picar de un animal a otro además de hacer nidos en casa. Por lo que hay que tener mucha precaución con estos parásitos.

 

 

¿Cómo afecta la desparasitación si tenemos niños en casa?

Siempre conviene tenerlo más al día y sería recomendable una desparasitación mensual debido a que la transmisión de los parásitos se efectúa de manera fecal-oral. Los niños pueden contagiarse más fácilmente ya que son muy propensos a llevarse las manos a la boca después de que el perro se acicale, aunque la mascota también puede lamer al niño en la cara. Hay que llevar la higiene y la desparasitación muy al día para que los niños no tengan ningún problema.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© centro veterinario salteras